martes, 31 de octubre de 2006

Las palabras


Siempre he querido ser lo que llaman poeta. Escribir, escribir y que se me vaya la vida en la tinta, pero mi espacio nunca ha sido el de la escritura. Tengo problemas para pensar las palabras, para vaciarlas, para escribirlas. Ellas no están hechas para mí como quisiera. Nunca se me han entregado, no danzan ante mí ni se me revelan juguetonas. Permanecen en la lejanía, estáticas y ajenas.

© Jara Ríos

Imagen tomada de www14.plala.or.jp

2 comentarios:

Tajalápiz dijo...

Aquí, Ser aquí, no estoy de acuerdo. ¿Y todo lo que hay en este blog, entonces? Pero me gusta este pequeño texto.
Es la escritura y la imposibilidad de no escribir lo que hace al escritor o al poeta.
"Ellas no están hechas para mí como quisiera" linda frase y profunda reflexión. ¿para quién entonces están hechas? Ellas están ahí, sentaditas en el banco, algunas "comiendo pavo" durante el baile, y están dispuestas a bailar con el que las saque y sepa sacarles el paso, y dirigirlas. ya verás cómo saben bailar.

Tajalápiz dijo...

A propósito del dibujo, parece uno de los dibujos de Michaux. ¿Sabías que dibujaba garabatos así? Búscalos en la red, a mí me encantan, tengo uno en mi escritorio.