lunes, 20 de noviembre de 2006

Ven

Ven. Léeme. Entra en este juego donde crees que te revelo algo de mi vida. En donde te haces de la idea de que eres mi confidente y de que me conoces porque has leído alguna que otra cosa que he escrito por aquí.
Ven. Juguemos con esta idea de la confidencia, en donde te digo lo necesario para que te quedes conmigo sin que sepas nada de mí.

1 comentario:

Tajalápiz dijo...

Pues mira si he jugado. Te leo sí, pero te desconozco. Las palabras son engañosas. ¿Quién está detrás de las palabras? El que escribe es el mismo que sale a la calle, que va al baño, que anda por ahí?
Te leo y penetro en ti.
Te leo y penetras en mi.
Estamos a mano.